Saltar al contenido
Recetas de Tartar

Salsas para tartar

salsas para tartar

Cada tartar es un mundo y puede llevar aderezos de los más insospechados. Sin embargo, hay algunos que se repiten en muchas de las recetas.

Aquí hemos hecho una selección de salsas para tartar que son muy comunes en este tipo de elaboraciones en crudo o con breves cocciones.

Las mejores salsas para tartar

Puedes cocinar las salsas tú, pero si quieres agilizar puedes comprarlas aquí online y recibirlas rápidamente en casa. Son todas ellas de primera calidad, condición indispensable a la hora de preparar un tartar en condiciones.

Aunque te guste hacerlas caseras, nunca está de más tener en la despensa un tarrito de una marca de garantía para esos días en los que te pilla el toro.



Mostaza de Dijon

La mostaza de Dijon es una de las salsas más asociadas al tartar, por lo que si eres un «tartaradicto» no puede faltar en tu despensa.

A nosotros nos encanta esta mostaza francesa de la marca Edmon Fallot, fina y de sabor intenso. Además, viene en un bonito tarro de cerámica.

 

Salsa Perrins

La salsa Worcester, Woscertershire o más popularmente conocida como salsa Perrins es uno de los ingredientes clásicos del tartar, sobre todo de aquellos elaborados con carne.

En este caso la botella es de cristal y contiene 290 mililitros, idónea para quienes van a probar a hacer un tartar por primera vez o para quienes lo cocinan de manera muy esporádica.

 

Salsa Tabasco

En su justa medida la salsa de Tabasco le dará un toque picante muy interesante a tu tartar. Ahora bien, controla la cantidad que le pones, que si te pasas no se podrá comer o convertirás en dragones a tus comensales.

La botellita de arriba, que corresponde a la marca auténtica y original, es de 350 mililitros. La primera receta de esta salsa data de 1868 y se elabora con chile rojo, vinagre y sal.

 

Salsa tártara

La salsa tártara, que bautizó con su nombre actual al tartar, es otra de las habituales en estos platos crudos o poco cocinados.

Se trata de una crema elaborada por lo general a partir de mayonesa, mostaza, alcaparras, pepinillo, cebollas y un poco de zumo de limón, sal y perejil.

Puedes prepararla casera o comprarla ya hecha. A nosotros nos gusta mucho la de Colman’s.

Mayonesa

La mayonesa es otra de las salsas frías que son habituales en la preparación de muchos tipos de tartar. De origen menorquín, pariente cercana del alioli y base de muchas otras salsas, se usa hoy en día en todo el mundo, aunque en la mayoría de países se hace industrialmente.

La elaboración casera, salvando el riesgo de que se corte, es la idónea para disfrutar de todo su sabor y textura. Arriba te recomendamos una mayonesa premium con trufas negras, ideal para infundir a un tartar la potencia y complejidad de sabor de este hongo tan apreciado. El tarro de Truffel Hunter es de 180 gramos.

 

Salsa de pesto verde

La salsa de pesto verde, un clásico de los platos de pasta, será tu aliada para muchas recetas de tartar. Se trata de una salsa fría que se elabora con hojas frescas de albahaca trituradas, ajo, aceite de oliva, sal, pimienta, piñones y queso.

Te recomendamos este pack ahorro de la marca Carlota Organic que incluye ingredientes ecológicos y veganos, y está muy rica. Cada tarro contiene 140 gramos y se elabora con albahaca, aceite de semillas de girasol y aceite de oliva virgen extra. Sin ningún aditivo artificial y sin gluten.

 

Salsa de ostras

La salsa de ostras aparece en las recetas de numerosos tartares por su capacidad de dar armonía a platos que contienen ingredientes de sabores muy distintos.

Esta salsa viscosa de color marrón oscuro se usa mucho en la cocina asiática, de donde es originaria, y se elabora a partir de la esencia de las ostras en salazón.

Aquí arriba te recomendamos la de la marca Lee Kum Kee, creada por el que fuera autor «accidental» de la salsa en el año 1888.

 

Salsa Harissa

La salsa Harissa es muy popular en Túnez y Marruecos, por lo que no hará falta decirte que es picante. Si la haces casera, el grado lo puedes modular a tu gusto, en función de los ingredientes que uses y la cantidad de cada uno de ellos. Es una de las posibles salsas para tartar menos «exploradas», sobre todo en los steak tartar que tan bien se llevan con el picante.

La salsa o pasta Harissa, aunque tiene variantes, se obtiene a partir de la mezcla de pimientos rojos, ajo, cilantro, comino, semillas de alcaravea y aceite de oliva como ingredientes habituales.

Ideas de salsas para tartar

A menudo hay que salirse de los cánones y experimentar. En la cocina es la única manera de encontrar nuevos sabores. A veces basta con mezclar elementos ya conocidos.

Por ejemplo, si mezclas mayonesa con un poco de salsa Perrins obtienes una salsa que le va de perlas al tartar de salmón.

¿Y tú, tienes alguna receta personal que quieras compartir para hacer salsas para tartar deliciosas?
Ahora que ya conoces las principales salsas para tartar, probablemente quieras conocer las mejores especias y moldes usados para estas elaboraciones: