Saltar al contenido
Recetas de Tartar

Tartar de pescado

¡Bienvenido, piscívoro! En esta sección encontrarás recetas de tartar de pescado con las que poder comer estos productos del mar crudos, con todo su sabor y sus propiedades.



Recetas de tartar de pescado

Cuando uno escucha tartar de pescado enseguida le viene a la cabeza el tartar de atún rojo o el tartar de salmón.

Son dos de las recetas de tartar más populares de las elaboradas con pescado, pero hay muchísimas más: bacalao, rape, bonito, caballa, pez espada, lubina, trucha…

Tantas casi como especies de pescado blanco, azul o semigraso existen, ya que todas ellas son susceptibles de ser consumidas en crudo con un buen aliño.

El tartar, junto al sushi, el carpaccio, el sashimi y el tataki, entre otras técnicas, han impulsado mucho el hábito de comer pescado crudo.

Cómo preparar tartar de pescado
En un tartar de pescado es clave que no haya espinas, ni restos de piel o vísceras

Cómo preparar tartar de pescado blanco o azul

Al igual que con el tartar de carne y en realidad con todo tipo de tartar, lo importante es utilizar un género fresco y de primera calidad.

En el caso del pescado es conveniente congelarlo previamente para evitar el riesgo del anisakis. Aunque se macere con ingredientes ácidos o especias, eso no elimina estos parásitos.

Para comer crudo el pescado o los cefalópodos con tranquilidad, ha de congelarse. Hay que tenerlo a -20° C o una temperatura inferior al menos durante un día. O bien a -35° C o menos durante un mínimo de 15 horas.

Las neveras de casa precisan más tiempo que las industriales para lograr esas temperaturas. Ese motivo hace aconsejable mantener los pescados en el congelador durante unos 4 ó 5 días para asegurarse.

Si tu frigorífico no tiene suficiente potencia (menos de tres estrellas) lo mejor es comprar ya congelado el pescado.

A la hora de cortarlo, debemos eliminar las vísceras, escamas, espinas y piel para que el tartar nos salga bien. La carne del pez tiene que quedar limpia para resultar agradable en boca.

En el momento de aliñarlo, hemos de tener en cuenta la salinidad natural del pescado para evitar mezclarlo con ingredientes muy salados.

Es habitual combinar los tartares de pescado con aguacate u otras frutas o verduras que contrastan el salado con su dulzor o acidez.

Aunque hay gente que habla de steak tartar de pescado, steak significa filete y se asocia más a la carne.

La salsa tártara, posible origen del nombre del tartar, combina muy bien con muchos tipos de pescado. Por eso es utilizada como aderezo de este tipo de tartar.

Además de tartar con pescado también puedes cocinar…