Saltar al contenido
Recetas de Tartar

Otros tipos de tartar

¡Bienvenido, amante de lo alternativo! ¿Te gusta la innovación, la originalidad, lo distinto? Pues esta sección de “Otros tipos de tartar” es para ti porque aglutina recetas realizadas con alimentos que poca gente espera ver en una preparación de este tipo.

Incluimos en este rincón creativo el tartar de legumbres, de setas y hongos, cereales y pseudocereales, semillas, algas, queso… y ¡hasta de chucherías! Si lo que buscas es sorprender a tus comensales, estás en el sitio correcto.



Recetas de tartar con legumbres, quesos, cereales, setas, semillas, algas…

Te has pasado toda la vida escuchando las ventajas nutritivas de la cocina de cuchara. Pero en verano, con las altas temperaturas, pensar en comer unas lentejas, un cocido o una fabada se hace cuesta arriba.

Pero no por ello hay que renunciar durante esos meses a comer legumbres. Por suerte, puedes preparar tartar de legumbres, que nos permiten comer lentejas, garbanzos y alubias y demás frutos de las leguminosas en un formato fresco y saludable.

Obviamente, pese a presentarse en forma de tartar, han de cocinarse para ser comestibles. El formato de tartar viene dado, por tanto, por la forma de presentar las legumbres frescas mezcladas con otros alimentos o en capas, y aderezadas con salsas o condimentos.

Tartar de setas y hongos
Las recetas con setas y hongos son otros tipos de tartar alternativos a los de carne o pescado

Esta sección de “Otros tipos de tartar” incluye también recetas de tartar de setas y hongos, que pertenecen al denominado reino fungi, el eslabón entre el reino vegetal y el animal.

La seta es la fructificación de un hongo y no posee clorofila como las plantas, pero sí quitina, una proteína animal presente en los crustáceos, por ejemplo.

Algunas setas, como los champiñones o las oronjas, pueden comerse crudas, por lo que son candidatas perfectas para un tartar genuino.

También encontrarás aquí semana a semana nuevas recetas de tartar: de queso, de quinoa, de bayas de Goji, de algas marinas, incluso de insectos, que se están poniendo muy de moda y, aunque al principio te pueda dar repelús sólo de pensarlo, los hay que están muy ricos (tranquilo, no van crudos).

No faltarán tampoco los trampantojos de tartar, esto es, preparaciones que visualmente tienen la apariencia de un tartar pero que realmente no lo son, solamente lo imitan, como por ejemplo un tartar de chucherías.

Además de estos otros tipos de tartar también puedes cocinar…

 

Sumario
Fecha de publicación
Tema
Otros tipos de tartar
Valoración
51star1star1star1star1star